Etapas y Proyectos

ETAPA EDUCATIVA
Infantil de 3 a 6 años: 8 aulas concertadas

Nuestro proyecto educativo pretende ser fiel al ideario de nuestra institución, que busca la formación integral de la persona desde los parámetros del humanismo cristiano. Durante el curso 2014/15 nos centraremos en la Educación para la no discriminación, una determinación que tomamos desde nuestro análisis de la situación actual por la que pasa la institución educativa en general. Es en el ámbito de la educación donde más patente se hace la transmisión intergeneracional de la desigualdad, donde más espacio tenemos y donde más debemos esforzarnos para avanzar. Porque es también desde ese espacio, el de la educación de calidad, el de la capacitación técnica, sin duda, pero también y muy especialmente de la formación en valores, desde donde más podemos hacer para combatir la transmisión intergeneracional de la no discriminación social, familiar, económica y laboral.

Educar para la no discriminación supone aprender a respetarse a uno mismo, a los demás y a las normas establecidas para un desarrollo óptimo de la convivencia, supone avanzar en la consecución de una escuela coeducativa; ya que educando en no discriminación trabajaremos en igualdad y tendremos igualdad de oportunidades. Apostar por la no discriminación es entendido como una opción que conlleva cierta carga revolucionaria, ya que se trata de posicionarse frente a formas y maneras que imperan en las relaciones humanas actualmente y que no facilitan el reconocimiento de la dignidad humana. Al mismo tiempo, este objetivo quiere abarcar aspectos más amplios, como es el conocimiento y aceptación de otras

formas de pensamiento, de cultura o de cosmovisiones. Las finalidades educativas que en su día fueron elaboradas y aprobadas serán las que sustenten nuestro quehacer diario y las grandes metas hacia las que iremos caminando en nuestra labor educativa.

Educar para la no discriminación es erradicar comportamientos discriminatorios y desiguales en el futuro.

PROYECTO EDUCATIVO

Introducción:

El colegio Virgen del Carmen de Málaga define su identidad como Centro Privado Concertado de la “Fundación Diocesana de Enseñanza Santa. Mª de la Victoria”. Por ello:

A. Asume el concepto de educación que favorece el desarrollo de la persona desde el punto de vista de lo trascendente y humano en el ámbito personal y comunitario:

· Educación para la justicia y solidaridad.

· Educación que parte de un concepto integral de la persona en proceso y progreso.

· Educación que prepara al cambio y para el ejercicio de la libertad.

B. Concibe al hombre y a la mujer como aquel que, desde la vivencia personal y comunitaria, se compromete en hacer un mundo más humano y más justo que conlleve a un cambio en la estructura social.

C. Facilita un clima educativo donde se favorece la confianza recíproca, el respeto a la dignidad y a los derechos humanos, la atención a la persona concreta, la capacidad de escucha y diálogo.

D. Sabe que la Escuela es:

§ Comunidad de servicio incondicional a la persona y a la sociedad, incorporando y potenciando la cultura y recursos de comunidad en la que está inserta.

§ Comunidad en la que todos son aceptados, en la que la participación es considerada como un valor y un derecho; en la que se dialoga y se escucha; en la que todos se sienten corresponsables.

§ Comunidad abierta a todos, sea cual fuere la situación social o ideológica de las personas, donde el único límite es la convivencia democrática

§ Comunidad que dialoga y colabora con otras alternativas educativas, valorando y asumiendo todo lo positivo que ofrecen.

§ Comunidad Educativa activa y cohesionada, integrada por todos los educadores – docentes comprometidos en la escuela, por las familias responsables en el proceso educativo, por los/as alumnos/as y por el personal de administración y servicios y otros colaboradores que de manera positiva inciden en la gestión de la escuela.

§ Comunidad que participa en su entorno y quiere incidir en su transformación.

E. Reconoce el pluralismo que surge de las diversas expresiones que existen en un mismo valor.

F. Se sabe un Centro de Integración, por lo que la opción preferencial por los alumnos y alumnas con Necesidades Educativas Especiales es clara, poniendo para ello todo empeño en conseguir las mejores condiciones de promoción de este colectivo.

El Colegio hace suyos a través de las programaciones, actividades, y en su Proyecto Educativo, los objetivos de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, y las orientaciones que emanen del Ministerio de Educación, Política Social y Deporte, así como del Ministerio de Ciencia e Innovación.

FINALIDADES EDUCATIVAS:

Las finalidades educativas contextualizadas están relacionadas con los objetivos generales del Centro y las planificaciones de los distintos equipos docentes:

1. Conseguir una buena adaptación e integración de niños y niñas en su entorno social (familia, barrio, localidad…) a través de la adquisición de las normas de convivencia, tradición cultural, costumbres, el saber acumulado y la conciencia acerca de los principales problemas socio-ambientales que serán plasmados en los elementos del Currículo y que responderán a las necesidades individuales y a la realidad social.

2. Desarrollo armonioso y equilibrado de la personalidad de los niños y niñas, desde el conocimiento y aceptación de si mismo hasta una socialización crítica, creativa y constructiva, en virtud de la cual los alumnos y alumnas puedan descubrir y rechazar determinados prototipos dominantes, como: las discriminaciones de origen étnico, racial, sexual, político y religiosa; la personalidad individualista o egoísta y todo aquello que atenta contra la libertad y la dignidad.

3. Tratamos de formar ciudadanos capaces de entender y actuar en el entorno, ciudadanos responsables; para ello, queremos fomentar la capacidad de observación, análisis y crítica y propiciar el intercambio de aprendizaje y conocimientos entre los miembros del Centro, buscando la tolerancia, la educación, el respeto a otras ideas, el diálogo y la discusión de distintas propuestas.

4. Conseguir un espacio humanizador donde alumnos y alumnas, profesores y profesoras, madres y padres, etc. no son seres anónimos o despersonalizados, sino personas peculiares y genuinas que desarrollan su autonomía personal. A tal fin, el Centro intentará:

– Ser un lugar de trabajo y convivencia agradable y gratificante.

– Adoptar un modelo de funcionamiento no autoritario, basado en la distribución de responsabilidades y en la toma de decisiones de forma democrática.

– Formar personas responsables, participativas, activas y constructivas.

5. Educar para la paz y la no violencia. En este sentido nuestro Centro quiere mostrarse como ejemplo claro de difusión de actitudes pacíficas y solidarias. Basaremos la autoridad moral del Centro y de sus profesores en la actitud de ayuda, de orientación, en una relación entrañable y de afecto y en la capacidad de conectar con los problemas, necesidades, expectativas y preocupaciones de los alumnos y alumnas y demás protagonistas.

6. Nuestro Centro propiciará el conocimiento y vinculación de niños y niñas con la historia, la cultura y la realidad andaluza. Paralelamente, potenciará el interés, acercamiento y respeto hacia el resto de las culturas y formas de vida que se dan tanto en las distintas Comunidades españolas como del mundo.

7. A través de las adaptaciones curriculares y programas de atención a las necesidades educativas especiales, el Centro buscará la compensación de los desequilibrios de origen social, cultural, físico y/o psíquico. Asimismo, el refuerzo educativo pretende subsanar lo más inmediatamente posible las necesidades concretas del alumnado susceptible de un seguimiento a partir de objetivos curriculares no superados o competencias básicas no suficientemente adquiridas.

8. Nuestra Comunidad Educativa potenciará la formación de niños y niñas en aspectos no estrictamente académicos con actividades extraescolares y complementarias de carga formativa: visitas culturales, deportes, ocio, asociacionismo, talleres, etc.

9. Dar posibilidades para participar en vivencias comunitarias de la fe y compromisos concretos desde una profundización cristiana y opción vital del Evangelio recogidas en el Plan de Acción Pastoral.

El trabajo de las finalidades educativas y de los valores que llevan intrínsecos, necesitan que nos planteemos, para su mejor desarrollo:

. El fomento de la comunicación.

. Desarrollar la dimensión social de la personalidad y su proyección favoreciendo actitudes solidarias

. Participación de todas las personas que forman la Comunidad Escolar.

. Líneas de acción, acciones concretas, metodologías, estrategias y recursos que ayuden a hacer operativas las metas educativas planteadas.

© Copyright Fundación Victoria 2017